domingo, 26 de octubre de 2008

Las mejores frases del libro de Viaje a Ixtlan de Carlos Castañeda


Aquí os dejo las mejores frases de un libro que me encanta Viaje a Ixtlan de Carlos Castañeda. Fue el autor de una serie de libros que pretenden describir su entrenamiento en el chamanismo tradicional mesoamericano, al cual el se refería como una forma de brujería. Dichos libros, y el propio Castaneda, quien en escasas ocasiones hablaba en público acerca de su obra, han sido controvertidos por muchos años. Sus partidarios afirman que sus libros son veraces, o al menos constituyen obras de valor literario; sus críticos señalan que sus libros son una farsa, trabajos de ficción, y que no son empíricamente verificables como obras de antropología, como el autor afirmaba.

Sus libros, mezcla de presunta autobiografía, chamanismo, alucinógenos, rituales toltecas, y misticismo, han tenido un gran éxito de ventas que arranca con la psicodelia y la contracultura de los años 60 y 70 y hasta nuestros días.

Frases

1. Un buen cazador conoce las rutinas de su presa

2. Todos nosotros nos comportamos como la presa que perseguimos. Eso, por supuesto, nos hace ser la presa de algún otro

3. Su miedo lo convertiría inmediatamente en una presa

4. Un cazador no sólo debe conocer los hábitos de su presa; también debe saber que en esta tierra hay poderes que guían a los hombres y a los animales y todo lo que vive.

5. Debes aprender que cada acto cuente

6. El cambio llega de pronto, sin anunciar, y lo mismo la muerte.
¿Qué crees que podamos hacer?
- Vivir lo más felices que podamos- dije
-¡Correcto!

7. Un cazador evalúa cada acto y procede con juicio

8. El poder se manifiesta como algo incontrolable que le viene a uno de repente. No me es posible decir cómo viene ni qé es en realidad. No es nada, y sin embargo hace aparecer maravillas delante de tus propios ojos. Y finalmente, el poder es algo dentro de uno mismo, algo que controla nuestros actos y a la vez obedece nuestros mandatos.

9. Por mucho que te guste compadecerte de ti mismo, tienes que cambiar eso, no encaja en la vida de un guerrero.

10. De nada sirve estar triste y quejarse y sentirse justificado de hacerlo, creyendo que alguien nos está siempre haciendo algo. Nadie le está haciendo nada a nadie, mucho menos a un guerrero.

11. Un guerrero todo lo calcula. eso es control. Pero una vez terminado sus cálculos, actúa. Se deja ir. Eso es abandono. un guerrero no es una hoja a merced del viento. Nadie lo empuja; nadie lo obliga a hacer cosas en contra de sí mismos o de lo que juzga correcto. Un guerrero está entonado para sobrevivir, y sobrevive del mejor modo posible.

12. El ánimo de un guerrero no es tan descabellado para tu mundo ni para el de nadie. Lo necesitas para salirte de todas las idioteces.

13. Un guerrero puede sufrir daño, pero no ofensa, siempre que él mismo esté actuando dentro del ánimo correcto

14. El poder es un asunto muy peculiar. No puedo decir con exactitud lo que realmente es. Es un sentimiento que uno tiene sobre ciertas cosas.

15. ¿Qué es el poder personal?
- El poder personal es como un sentimiento. Algo como tener suerte, o podríamos llamarlo un estado de ánimo.

16. Necesitas creer que el poder personal puede usarse y que es posible guardarlo, pero hasta ahora no te has convencido.

17. Un guerrero procede como si tuviera un plan, porque confía en su poder personal. Sabe de cierto que lo hará actuar de la forma más apropiada.

18. El secreto no está en lo que tú mismo te haces, sino más bien en lo que no haces.

19. Un guerrero siempre se cercioraba de que todo estuviese en orden, no porque creyera que iba a sobrevivir la prueba que se hallaba a punto de emprender, sino porque era parte de su conducta impecable.

20. Un guerrero es impecable cuando confía en su poder personal, sin importar que sea pequeño o enorme (más grande)

21. Al hombre común le importa que las cosas sean verdad o mentira; al guerrero no. Al hombre común si se le dice que las cosas son ciertas, él actúa y cree en lo que hace. Pero si se dice que las cosas no son ciertas, no le importa actuar o no cree en lo que hace. En cambio un guerrero actúa en ambos casos. Si las cosas son ciertas, actúa por hacer, pero si le dicen que no son ciertas, actúa de todos modos, por no-hacer.

22. Un guerrero no necesita creer, porque mientras continue actuando sin creer está no-haciendo